Aplica lacado y barnizado a tus puertas de interior de la mejor manera

Cómo aplicar lacados y barnizados a tus puertas de interior

Si quieres proteger tus puertas de interior para que duren mucho más tiempo, quieres restaurarlas, o simplemente deseas darles un cambio de imagen, la mejor solución es aplicarles lacados o barnizados.

Realizar un lacado y barnizado en puertas de interior

El tratamiento que deberás aplicar a cada una de tus puertas, dependerá de las características y necesidades de cada una de ellas.

Si quieres saber cuál es tratamiento es el ideal para tus puertas, no te pierdas este artículo porque te vamos a explicar la diferencia que hay entre lacados y barnizados.

Diferencias entre lacado y barnizado para conseguir un resultado óptimo

El lacado y el barnizado son dos tratamientos diferentes pero muy similares. Por tanto, es conveniente saber qué los diferencia antes de elegir uno. Para ello, tendremos que tener en cuenta las características y necesidades de las puertas de interior que vayamos a lacar o barnizar.

Tanto el lacado como el barnizado se emplean tanto para fortalecer la madera de muebles o puertas como para darles un cambio de imagen.

Si tu idea es darle una mayor resistencia a la madera, opta por el barnizado, ya que de esta manera, tus puertas resistirán mejor al agua y las altas temperaturas. Así pues, en puertas de interior de habitaciones como la cocina o el baño, el barnizado será tu mayor aliado frente a las condiciones adversas.

Estética que ofrece cada tratamiento

Por otro lado, la estética que ofrecerá la puerta será distinta dependiendo del método que usemos. En cuanto al barnizado, no será necesario cambiar el color de la puerta, ya que la capa que se le aplica a la puerta es totalmente transparente.

En cuanto al lacado, sí que aporta color a la madera, así que este tratamiento te puede servir si ya tienes decidido que cambiarás el color de tus puertas. Además, le confiere un gran brillo a la madera para que se vea totalmente renovada

Recuerda que deberás aplicar suficiente producto en cada una de tus puertas para que queden totalmente cubiertas y deberás poner especial cuidado con los cantos de estas.

Será conveniente que el secado sea totalmente natural para que las puertas no se cuarten con el tiempo y, si consideras que es necesario, no dudes en repetir el proceso.

Además, usar las primeras marcas evitará que con el tiempo tus puertas adquieran un tono amarillento y se deterioren rápidamente.

>> Puedes visitar nuestro catálogo de puertas de interior.

Lacados y barnizados ignífugos

Si quieres proteger tus puertas del fuego, algo que te recomendamos sin ninguna duda, puedes probar los lacados y barnizados ignífugos.

Cuenta con muchas ventajas, siendo la principal la de proteger la madera en caso de que ocurra un incendio y poder realizar una evacuación segura. Otra gran ventaja, desconocida para muchos, es que poseen cualidades anticorrosivas.

Los lacados y barnizados ignífugos no solo pueden aplicarse en puertas, sino también en superficies metálicas y mobiliario.

También para puertas de exterior

Y no te olvides de que no solo puedes lacar o barnizar tus puertas de interior, sino que tu puerta o puertas de exterior también podrían requerir estos tratamientos. Quizás debas de recurrir a otro tipo de barniz que proteja mejor la superficie que da al exterior.

Estos son algunos de los consejos para que decidas si prefieres el lacado o el barnizado para tus puertas de interior.

Tags:

No comments yet. Be the first!

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Login

Contraseña perdida?